27/4/16

Lo que nadie te cuenta del embarazo y el parto

Querer quedarse embarazada es difícil, ya lo sabéis, y quien no lo sepa aún, puede leer el post en el que hablo sobre ello pinchando aquí.

Pero luego, al fin, llega el tan ansiado momento del embarazo, y... ¡te cagas de miedo!. Lo siento, pero esto no se puede decir más finamente.

Primero te cagas de miedo porque a cada momento piensas que algo puede ir mal. Porque no tienes ni idea del tema, o porque hayas pasado malas experiencias. Pero todo eso hace que tengas el corazón en un puño al menos hasta la primera eco en la que te confirmen que todo va bien, que suele ser la de las 12 semanas.



Qué tres meses más largos, ¡por Dios!.

Luego llega ese momento de semitranquilidad en el que te empiezan a agobiar cuando te preguntan en alguna revisión...¿ya notas al bebé?. Einsssss. Pues no. Hala. Ya estás cagada de miedo de nuevo.

Este cague puede durarte poco, o como a mi, la friolera de un mes y algo hasta que la Patatita se dignó a hacer acto de presencia.

Ya por la mitad del embarazo, si llega el verano... Te cagas más todavía. El año del embarazo de la Patatita, fue verano en mi organismo hasta el 30 de noviembre que nació ella, y siguió casi un mes más. Me da calor sólo de recordarlo.

¡Qué maravilloso es estar embarazada!. ¡Y una mierda!. Levántate a mear por lo menos 17 veces cada noche. Pierdes tu centro de gravedad. No puedes ponerte en la postura que te apetece, porque, aunque jamás en la vida hayas querido estar boca abajo, justo cuando no puedes, es cuando vas a querer ponerte boca abajo, e intentarás diseñar alguna forma de hacerlo, como poniendo cuatro cojines dejando un hueco en medio, por ejemplo.



Por cierto, que nadie os cuente milongas. Un embarazo dura diez meses, no nueve. Los diez meses más largos de tu vida si eres primeriza. Dicen que cuando vas por el segundo se te pasan volando, pero con el primero.... en vez de diez meses parecen diez años. Un horror.

Y luego llega el día del parto. Yo me negué a pensar en ese día antes de tiempo. Nunca le tuve miedo a ese momento... Hasta que llegó. Ahí me volví a cagar de miedo.

Luego tienes por fin a tu churumbel en brazos y se te pasan todos los miedos. Tienes un subidón impresionante. Y no puedes dejar de observar a esa persona tan chiquitina que tienes en brazos y piensas... ¡No hay cosa más bonita en el mundo!. ¡Coño! Y lo peor es que se lo dices a cualquiera que pase por tu lado, ya sea paciente, enfermera, auxiliar, pediatra, gine, limpiador... ¡¡¡¡Qué cosita más bonita!!!!. Y todos dicen, ¡síiiiii!. Mentirosos.... Luego con el tiempo ves las fotos de tu peque de aquel día, recién nacida... ¡Qué cosa más fea por dios!. Ahora sí que es bonita, y no cuando nació...



Y llega el día que llegas a tu casa, y estás abriendo la puerta de casa, y, te cagas de miedo de nuevo. Ahí sola con tu pareja y tu peque. ¿Y lo harás bien?. ¿Sabrás que necesita?. ¿En qué momento me metí en este lío?. Este último ataque de pánico es el más corto de todos. Dura minutos.  Porque al ratito te das cuenta de lo inmensamente feliz que eres de haber conseguido ese sueño que, puede ser, tanto te haya costado. Y que al fin, tu familia de dos, ahora es de tres.



20/4/16

Sorteo Día De La Madre

Pues en estos días tenía que hacer un regalo a una mami recién estrenada, y, no sé en vuestras ciudades, pero en la mía, si quieres una tarta de pañales, tienes que enterarte de "quién te la puede hacer", pero es raro poder ir a una tienda y decirle, quiero "esa tarta de pañales" y poder escoger.

Y así es como descubrí Gomi Mecas. Y me quedé alucinada. Cuando pasaba por delante (tienda ubicada en Ourense) siempre pensé que era la típica tienda de chuches.


Pero... nooooooo. Va mucho más allá. Hacen muñecos y objetos varios con goma eva personalizados, tartas de pañales, cestas de regalos y hasta ¡¡¡mesas de dulces para celebraciones!!!!.





Se centran también en celebraciones como el día de la madre haciendo propuestas como estas:




Además puedes encontrar cosas tan chulas como estas:




¿A que tiene auténticas chuladas?.

Pues ¡Nos han cedido este ramo de bombones para sortear entre nuestros seguidores!. Perfecto para el día de la madre que ya se acerca.



¿Qué tenéis que hacer para participar?

1.- Ser seguidor de Facebook de: Ourensana en Apuros

2.- Ser seguidor de Facebook de: Gomi Mecas

3.- Compartir el sorteo públicamente en Facebook (es importante que lo hagáis de modo público para que luego pueda verlo y comprobar que se han cumplido todos los requisitos).


¿Cómo y cuándo se realizará el sorteo?

  • El sorteo se inicia hoy 20 de abril de 2015 a las 15:00 h. y termina el 27 de abril a las 22:00 h.
  • El 28 de abril realizaré el sorteo mediante Sortea2 y diré el nombre del ganador.
  • El ganador tendrá 2 días para ponerse en contacto conmigo vía Facebook para reclamar su premio y verificar que se han realizado todos los pasos requeridos. En caso de que no aparecieran, volveré a sortearlo una segunda vez y si siguen sin aparecer haré un "sorteo express" en Facebook.
  • Podéis participar todos aquellos residentes en la península.
  • Si el ganador reside en la provincia de Ourense, recogerá directamente el regalo en Gomi Mecas. 
  • Si el ganador reside fuera de la provincia de Ourense, se le enviará el premio por correos.

¡Ya tenemos ganadora del Sorteo!.¡
Enhorabuena Susana. Ponte en contacto conmigo vía Facebook.





19/4/16

No te preocupes, que ya me aparto yo

Vengo echando humo.

Lluvia. Lluvia a mares. Súmale niña, silla de paseo, plástico de lluvia y bolsas de la compra y te pilla sin paraguas o con poca fuerza en los dientes para poderlo llevar a pulso con la mandíbula que es lo que te queda libre en ese momento.



En estas os habréis visto infinidad de veces, ¿a que sí?.

Bien, y a todo ello, súmale la norma no escrita de ir por el lado derecho de la acera.

Pues en esas tesituras nos vemos cuando, la señorona de turno con su chuchillo se niega a quitarse de debajo de la zona de los balcones, sitio que casualmente es TU lado derecho de la acera. Señorona CON PARAGUAS y chuchillo con impermeable. Y no se apartan, y te toca maniobrar como puedes bajo la lluvia para esquivar a la señorona que te mira con aires de grandeza.

Y ahí sigues tú, sudando a mares, o no, igual es la lluvia que cae por litros en tu pelo recién lavado, y se abre un portal a dos metros delante tuya y empieza a salir toda la prole, madre, padre, tres niños, otra con un carrito de bebé y entre todos ocupan TOOOOOOODA la acera, y llegas a su par, y ¿se apartan? NOOOOOOOOOOOO.

Es que llegas a casa con un tic nervioso hasta en el ojo de la mala leche que se te pone.

Pero, gente del mundo, no se preocupen, ¡que ya me aparto yo!.



Moraleja, cuando llueva, cómpralo todo online, que te lo lleven a casa, pero no vuelvas a salir hasta que vuelva el buen tiempo, o pasará factura en tu carácter. En tu carácter y en las contracturas que te salen por lo trabajoso del asunto.

13/4/16

Lo que nadie te cuenta sobre quedarte embarazada

Pues sí. Lo que nadie, nunca, te cuenta.

Cuando te pones al tema, porque deseas un bebé, sólo ves embarazadas por el mundo. Giras la vista a la izquierda... un bombo, a la derecha... otro, y de frente... ¡tres!. Y tú venga a darle al tema y nada de nada.



Y entonces te das cuenta de que, o eres la única en el mundo que no consigue embarazarse, o que la cosa no es tan fácil como la pintan en las pelis: cena, demasiado vino, y zasca, un bombo inesperado.

Empiezas a investigar, y aprendes estadísticas, y probabilidades de embarazos, y son... ¡ridículas!.

Y no es que sean ridículas las probabilidades de embarazos, es que también es ridícula la probabilidad de que un embarazo llegue a término. 2 de cada 3 embarazos acaban en aborto. Natural, diferido... Pero no finalizan con un bebé en brazos.

Sí, estáis pensando que conocéis muchas mamás que nunca han tenido un aborto, y, o simplemente no os han contado que han sufrido uno, dos, o incluso más. Temblad porque la estadística está por algo, así que, ojalá que no, pero puede pasaros a vosotras.

He leído últimamente el libro de Raquel Sánchez Silva, Tengo los óvulos contados. Os lo recomiendo. Explica muy bien cual suele ser el problema real para quedarse embarazada, pero, os lo resumo un poco. No tenemos 25 años. Sí, de los 25 a los 30 es la mejor edad para preñarse.



Tenemos que cambiar nuestra mentalidad por nuestro propio beneficio, salvo algunas mujeres, no solemos tener hijos hasta como mínimo, llegados los 30. Deberíamos plantearnos seriamente el empezar a hablar y conocer más del tema de la congelación de óvulos, sobretodo si no tenemos pareja en ese momento, o sabemos que esa no será la pareja con la que queramos tener hijos.

Cada día hay más mujeres y/o parejas que tienen que utilizar tratamientos de fertilidad, y no es porque en sí tengamos un problema para preñarnos. Es porque... nuestro cuerpo no es igual de receptivo con 25 que con 37. 

Sí, luego habrá mujeres que ni con 21, ni con 27 ni con 33. Pero ese es otro tema.

Cuando hablo con alguna amiga, y me cuenta que ahora no es el momento de buscar un bebé, y que van a esperar a tener un trabajo que ansían, y que tardarán otro año y medio en ponerse al tema, y veo que tiene 35... En mi cabeza empieza a revolotear toda esta información, pero claro, no soy nadie para decirle, "Oye, empieza ya, que a lo mejor, no todo es un camino de rosas".

Por eso escribo este post. Que espero que leáis. Y que os ayude a plantearos muchas cosas.

Y, sobretodo, si sóis de las afortunadas que os preñáis a la primera, en esa noche de cena y vino, o ese viaje tan bonito, tened en cuenta varias cosas que necesitáis saber de las que están tardando o no consiguen embarazarse:
  1. No necesitamos saber que os preñasteis a la primera, ni os regodeéis de ello, porque igual a la chica a la que se lo estás diciendo, lleva 5 años intentando tener un bebé, y se está acordando de toda tu familia.
  2. Porque tú hayas tenido un bebé, no tienes que ir preguntándole a toda pareja que veas, que ellos  cuándo se ponen. Y me remito de nuevo al punto anterior. 
  3. Sí, nos queda claro que estás embarazada de seis semanas, casi como quien dice, acabáis de salir de la cama (sofá, coche...) sudorosos. Pero igual a la persona a la que se lo estás contando, ha tenido algún aborto en la semana 9, 10, 11... Y sólo piensa en lo terrible que es que lo digas tan pronto. Y le recuerda toda la ilusión con la que se tocaba la barriga que ya no existe.
  4. Si de nuevo, ya tienes algún bebé, y tienes alguna amiga, o familiar que no consigue quedarse embarazada, cuidado con el exceso de fotos, videos, o anécdotas de tu retoño. Aunque te quiera, le duele, sufre, seguro. Y puede que ponga una sonrisa porque de veras que se alegra por tí, pero también es seguro, que probablemente luego llore en su casa pensando por qué ella no puede conseguirlo.
  5. Deja de decir que si se relajan, o se van de fin de semana, se preñarán. Las hay que han hecho viajes de más de un mes y vuelven sin embarazo.

En resumen, intentemos empatizar con el resto de mujeres. Porque no solemos contar todo lo que nos sucede a nosotras mismas. Y no sabemos qué pueden estar sufriendo las demás.





4/4/16

Probando probando, 1, 2, 3 - ACEITE DE BAÑO Y DUCHA BIOCARE

En el lote de productos de Biocare, venía este aceite de baño y ducha.



Como los sábados a la mañana la Patatita va a natación, he decidido reservar este aceite para ducharla al salir de la piscina, porque el cloro siempre deja la piel más seca.

Os puedo decir que la piel de la Patatita quedó estupenda, y que su uso queda asignado a la ducha de después de la piscina.

Este aceite está creado como sustituto del jabón y es para pieles atómicas, con dermatitis y pieles delicadas. Se puede usar desde recién nacidos hasta primera infancia, aunque, como todo, lo podemos usar hasta los mayores. Es muy suavito y tiene un olor muy rico.

Peeeeeeeero. Sí, hay un pero. En el caso de la Patatita, que ya nació con una buena mata de pelo y no le cayó (a día de hoy ya lleva sus coletas) no es apta para usar como champú.

Siempre, desde que nació, el gel que uso para su cuerpo es el mismo que aplico para su pelo, y por rutina, cometí el error de echar una buena cantidad en su melena y proceder a frotarlo. ¡La que lié!.

Es aceite, y me olvidé totalmente. Su pelo quedó.... uffff. Suave, sí, sin duda. Pero como si llevase sin lavarlo un mes. Le daba con el secador y yo veía que no secaba. No había manera. Y lo peor, en cuanto llegué a casa, se lo volví a lavar, pero aún así no terminó de írsele todo el aceite. Por lo que puedo añadir que el efecto es duradero. Muy a mi pesar en este caso.



Así que el PERO de este producto es que si vuestros hijos tienen un buen pelo, deberéis usar otro gel o champú para el cabello y nunca, nunca, este aceite. 

En cambio, si son calvitos todavía o tienen el pelo muy cortito o poquita cantidad, no debería afectarles el aceite.

Por el resto, añadir que, como la crema de pañal, este producto ha aprobado el test de la Patatita.