28/7/16

Planes con Niños: ACOUGO

Este sábado hemos ido a visitar un nuevo centro de ocio que hay en Ourense.

Hizo un par de días de puertas abiertas a primeros de Julio pero nos cogió en la playa así que no pudimos ir y han tenido la consideración de abrirnos las puertas para enseñarnos todas las instalaciones.




Nada más llegar nos recibieron Golfa y Patán, dos cachorretes muy juguetones que nos acompañaron durante toda la estancia.




Cuando vi Acougo en su página web pensé que estaría más orientado hacia campamentos infantiles, pero nada más lejos de la realidad.

Tiene un área de esparcimiento para que los niños puedan correr, jugar al fútbol...




Animalillos, con los que se puede interactuar: gallinas, gallos, patos, cabras pigmeas...




Comedor, con opción de comer dentro o fuera dependiendo de la climatología, con una pequeña zona de juego para los más pequeños. También pueden haceros la comida o, si se prefiere, se puede llevar preparada. Hay las dos opciones.




Los baños cuentan con duchas.




Tiene un pequeño lago donde poder chapotear o montar en barca.




Dispone de tiendas de campaña ya instaladas por si se quiere pasar la noche, o el fin de semana.




Otra cosa que me gustó mucho es la tirolina para niños y el área de escalada, que tiene zona para principiantes y para avanzados también.




El centro de ocio ofrece actividades para ir a pasar el día, o, si lo prefieres, simplemente utilizar sus instalaciones.

Es verdad que está empezando a funcionar y aún le falta ultimar algunas cosillas o perfeccionar otras, pero ya ofrece bastantes posibilidades.

Por ejemplo, puedes ir de picnic. Hacerte una carnecita rica en una parrilla, o, como dije antes, llevártela cocinada. Y es impagable eso de poderte despatarrar y relajarte mientras las fieras corren por un recinto enorme y cerrado. Eso es importante.

Si quieres celebrar un cumpleaños, te dan alternativas y actividades para hacer con los peques, como puede ser la búsqueda del tesoro, montar en la barca, la tirolina, el rocódromo...




Si que, como bien he dicho antes, faltan pulir algunas cosas, como por ejemplo el vallado del lago, que aunque está cerrado, es más por un tema estético que falta ponerlo más "bonito". Pero con el tiempo, lo harán.



Lo que más me ha gustado, quizás, es la ilusión de los socios y el mimo con el que hablan de su negocio y la emoción con la que hablan de todas las mejoras que ya tienen en mente para poder dar más servicios y que sea todavía más útil.

Nota final para familias con bebés o niños pequeños. El tránsito por la zona es mucho más sencillo con una mochila de porteo, aunque si vuestra silla de paseo es todoterreno, también es apta, aunque haga falta un poco de esfuerzo extra para conducirla.







18/7/16

Bexsero: La Vacuna del Infierno

Alguna estará pensando que soy una exagerada, pero os juro que es lo que pensé unas horas después de habérsela puesto a mi polluela.

El viernes por la mañana, después del regreso de vacaciones, pasamos por la enfermera para poner la primera dosis.

Como no podía ser de otra forma, me olvidé el libro de vacunaciones en casa, y el Santo tuvo que ir corriendo a por él, mientras nosotras seguíamos a lo nuestro.

Me dijeron que tenía que sujetar muy bien a la enana porque era una vacuna, ya de por sí al ponerla, muy dolorosa, y que no podía mover la pierna.

Y sí, lloró a mares. Pero bueno, mi peque llora a mares cuando le ponen cualquier vacuna. Lo que nunca le pasa es que tenga efectos secundarios. Al llegar a casa le doy una ración de Apiretal y tan pichi se queda, oigan.

Pero el viernes, ya temiendo el percal, le di el Apiretal antes de salir de casa rumbo a la consulta.



La enfermera nos dijo que la vacuna solía tener unos efectos secundarios importantes. Fiebres muy altas, que podían aparecen el tercer día y no necesariamente el primero, dolor fuerte en la pierna... Yo iba tragando saliva mientras me los enumeraba. 

Otra cosa importante que nos dijo la enfermera es que esta vacuna responde mejor al Apiretal que al Dalsy, por si dudáis en cuál darle o a vosotros no os lo cuentan.

Al llegar a casa, y una vez más, me dí cuenta que no me dieron el prospecto de la vacuna, que estaría bien que ya que lo pagamos nosotros, nos lo den para cuando empiezan a brotar los efectos secundarios, podamos leerlo para quedarnos relativamente más tranquilos. Menos mal que nos queda internet y ahí están también los prospectos.

¿Qué efectos secundarios tuvimos?. Uffff. Al recordarlo se me ponen los pelos de punta. Irritabilidad máxima. Lloraba si pestañeaba, si no pestañeaba, por respirar, por hipar, por estornudar, por caminar... Creo que os podéis hacer una idea. Le seguí administrando Apiretal, y al menos un par de horas después de darle el paracetamol la enana estaba más tranquila.

Otro efecto secundario que tuvo fue un dolor muy fuerte en la pierna. Era tan fuerte, que cuando se quedó dormida de noche, no quiso moverse ni una sola vez en todo su sueño nocturno por el dolor que le ocasionaba. Imaginaos la molestia del cuerpo cuando no te mueves ni una sola vez para cambiarte de postura en toda la noche. Y lloriqueaba dormida, cada ratito. Mi pobre pequeña. 

A la mañana siguiente, al ponerla en pie, cojeaba y no podía caminar correctamente. Nos asustamos pensando en una cojera temporal provocada por la vacuna, pero era un simple entumecimiento por no haber movido la pierna desde la tarde-noche anterior porque le dolía. Y a base de hacerla caminar un ratito, se le pasó.

Así que después de vivir esto, sí, de mi boca salió el título de este post, LA VACUNA DEL INFIERNO.

¿Y me arrepentí de ponérsela?. En algún momento se me pasó por la cabeza, pero siempre llegaba a la misma conclusión: "Tiene que pasarlo, las vacunas son buenas". Y con este mantra seguí hasta que cesaron los efectos. 

Eso fue a las cinco de la tarde del día siguiente. Así que me considero una afortunada. 

Conozco caso peores. De niños tumbados día y medio sin moverse casi. De niños vomitando y con fiebre tres días. De niños con cojeras una semana y malestar general. 

Pero, también conozco casos de niños sin ningún tipo de efecto secundario. ¡Nada!.

¿Qué efectos no ha tenido la mía?. Fiebre. Tampoco le ha quedado ese bulto temporal que provocan algunas vacunas en la pierna. Que sí le pasó con la Pentavalente de los 18 meses.



Yo iba preocupada de los efectos de la vacuna. Si todavía no se la habéis puesto a los peques porque la estáis esperando, no puedo deciros que no os preocupéis, porque yo no lo conseguí.

Sí puedo deciros que puede que tengáis suerte y que vuestros niños sean de ese porcentaje que no sufre efectos secundarios, o que en el peor de los casos, les duren 48 horas, que, aunque vemos que lo pasan fatal, es un mal necesario.

Lo que no debéis plantearos es no ponérsela. Porque los efectos secundarios de la vacuna son malos, sí, estoy de acuerdo, pero a los de la enfermedad, a esos sí hay que tenerles miedo. 

Esta es mi experiencia con la primera dosis del Bexsero. ¿Fui exagerada con el título?. Ahora que ya hemos pasado los efectos, sin duda os diré que sí. Mientras los viví y no sabía por cuanto tiempo, realmente la veía así. Pero, ¿sabéis?, no es para tanto.

Ánimo a todos los que aún vais a ello y quedaos con eso. 

6/7/16

La Aldea Grobits (A Toxa)

La semana pasada, aprovechando las vacaciones e investigando en internet, vimos que en la Isla de A Toxa (O Grove) habían hecho un nuevo parque infantil inspirado en El Señor de los Anillos.

Ni de lejos se acerca en tamaño al Parque Gulliver de Valencia (si pincháis veréis un post de Mamirrachadas sobre él), que está entre mis futuras visitas obligadas, pero hacer un parque infantil medianamente original es complicado.

El primer inconveniente que vimos fue llegar allí. Pensaréis los que conocéis la isla que no debe ser complicado... Pues lo es.

Llevar semejante trabajo en hacer el parque infantil y luego no señalizarlo de ninguna manera... No tiene lógica. Para los que os animéis a ir, nada más entrar en la isla, hay una caseta de seguridad. Los trabajadores, encantadores, os indicarán la ubicación que está cerquita de allí (es el bosque que está en la parte central de la isla).

En cuanto aparcas el coche, son unos tres minutos a pie para llegar. Prohibido ir pitiminí. No olvidéis que es un bosque, y el polvo y la tierra se os pegarán.

Y una vez llegamos, lo vimos, y nos encantó. Lo primero que te encuentras es este cartel, que te explica un poco quienes son los Grobits. No os explico nada más al respecto, os pongo la foto del cartel.





¿A que es original?. Aquí ya habréis encandilado a los peques. 

El parque en sí, no es muy grande, pero sí muy bonito. Hay cuatro casitas y un pozo. Donde viven y emergen los Grobits.





Comparando con la Patatita, podéis ver el tamaño de las casas, pequeñitas.

También tienen dos mesas con taburetes adornados y zonas de juego para los peques.









El lugar no es muy grande, aquí os adjunto dos fotos que abarcan toda la zona, pero insisto, es muy bonito.



Los bancos de madera, tienen leyendas también.



Pero, y como en todo hay peros, aquí también.

La falta de señalización hace que, durante todo el tiempo que estuvimos en la Aldea, no hubiese ningún otro niño. A Toxa es una zona vacacional, y, salvo que la gente se informe de posible novedades, la falta de señalizaciones y publicidad del lugar hacen que esté vacío.

Otro gran Pero para mí, es la publicidad que pusieron. No, señores, esto no queda nada bonito, y no pega.


El último Pero, y no menos importante, es que no hay ninguna fuente para que los niños puedan beber. Debemos proveernos de agua para que no tengan sed. Y hay zonas de la Aldea en las que según la hora del día, no hay sombra a pesar de estar en un bosque.

Aún así, a pesar de estos Peros, es un lugar bonito, nuevo y original que os recomiendo si estáis por la zona.




5/7/16

El SPM y la mala leche que te entra

Estoy escribiendo este post con una mala leche increible.
¿Por qué?. Eso es lo mejor. ¡No lo sé!.

Desde hace cuatro años que dejé la píldora, no me había encontrado con un SPM  tan bestial como este, y es que, no por voluntad propia, sino por orden de mi ginecólogo, he vuelto a utilizar un método anticonceptivo, en concreto, el parche.




Cuando tenía 23 años, pensaba que la píldora era lo más. Supongo que la edad, la experiencia y la propia experimentación te hacen darte cuenta que meterte una bomba de hormonas todos los meses, muy sano no debe ser.

Ojo, no estoy diciendo que sea mala tampoco. Hay casos en los que son necesarios, como regular el periodo, o los niveles hormonales, por ejemplo.

Pero sigo pensando que debían tomarse más en serio las empresas farmacéuticas el sacar más métodos anticonceptivos para los hombres, porque al final, apandamos nosotras siempre, y no me parece nada justo.

Estoy convencida que mi actitud pasivo-agresiva de hoy se debe precisamente al dichoso parche.

Esa es otra. Caray con los anticonceptivos. Tenemos los de siempre, el condón y la píldora. Las otras opciones son el parche, que te lo tienes que pegar y es una auténtica guarrada, os lo aseguro. Toda la semana con el mismo parche pegado, dejando un surco pegañoso a su alrededor, de lo más estético, vaya.... ¿Y qué me decís del anillo vaginal?. Las que lo usan dicen que es una maravilla, pero yo sigo sin verlo.... Uffff. Por ahí pululando todo el mes. ¿Que te pones un tampón?, pues comparten sitio, ¡no pasa nada!, y lo mismo con el sexo.... Otra guarrada, en resumen (el anillo, no el sexo, el sexo mola mucho).



Y después de todo, esto, ahora mismo estoy saltando de alegría porque me han tocado unos protectores solares... A lo que el Santo dice... ¿Y sólo por eso estás ya tan contenta?...

Pues sí, maldito SPM....

*Nota de la autora: Entiéndase por SPM el Síndrome premenstrual y no como dice el Santo, el Servicio de Prevención Mancomunado.